BLOG

La tecnología como aliada de las mujeres

CEN del PRI Martes, 01 de septiembre de 2020



Seleciona un color
Seleciona un color

Aristóteles Sandoval

Para las mujeres, el confinamiento por la pandemia ha significado un incremento en sus responsabilidades diarias, especialmente en aquellas que tienen la figura de jefas de familia, pero además, ante esta crisis, ellas son quienes parten de peores condiciones, ya que también ha aumentado los niveles de violencia doméstica, sexual y de género, así como prácticas discriminatorias, económicas y laborales.

Organizaciones gubernamentales, interestatales y no gubernamentales coinciden en que las mujeres, sus empleos y sus vidas, requieren especial protección durante la pandemia, que también ha venido a recordarnos su contribución esencial en todos los niveles.

De acuerdo con la ONU, el cuidado de personas y de hogares en México recae principalmente en las mujeres, como las tareas de educación de los menores a su cargo, de limpieza, coordinación, logística y entretenimiento dentro del hogar.

A nivel internacional, el 24% de las mujeres no cuentan con el tiempo suficiente para dedicarle al trabajo, ya que en su lugar se lo han dedicado a actividades familiares y del hogar, en comparación con el 13% de los hombres.

Y en este contexto, aunque las tecnologías digitales son ayuda fundamental para atender situaciones laborales y escolares, las mujeres tienen menor acceso a ellas; a nivel mundial, hay 200 millones más de hombres que de mujeres con acceso a internet, y las mujeres tienen 21% menos de probabilidad de tener un teléfono móvil, según datos de la OEA, por lo que la brecha digital de género tiene implicaciones cruciales para el acceso de las mujeres a información, servicios de salud e incluso empleo.

El consumo de la tecnología en este momento histórico, puede ser un factor que cambie para siempre la brecha de género.

La importancia global de legislar en torno a la reducción de esta brecha, radica en que proveería y garantizaría infraestructuras, servicios, incentivos y acceso en general a las herramientas digitales que permitan desarrollar las capacidades académicas y profesionales de las mujeres para desarrollarse en cualquier ámbito.

De acuerdo con el estudio “Gender trends in computer science authorship”, si continúa la brecha de género en materia de informática, este siglo no será suficiente para alcanzar la paridad entre el número de autores masculinos y femeninos en generación de propiedad intelectual.

La tecnología digital dota de herramientas para la inclusión y la desigualdad, por ello, debe ser desarrollada y desplegada no sólo desde la óptica de accesibilidad a ella, sino desde la óptica que permita a las mujeres sumarse al sector productivo tecnológico, para que puedan ocupar más espacios, pero sobre todo, para formar parte de las soluciones generadas a partir de la tecnología, sector en el que, hasta 2017, se estimaba únicamente un 10% de su participación en América Latina.

La generación de infraestructura y capacidades, debe correr de forma paralela con políticas públicas digitales avanzadas y coherentes, para que la tecnología sirva como aliada en la vida de las mujeres.

FOTO: Freepik / @branin

Twitter: @AristotelesSD
Facebook: @jaristoteles.sandoval
Instagram: @aristoteles_sandoval

visitas: 586