COMUNICADO | Pachuca. Domingo, 24 de febrero de 2019

Mensaje de Claudia Ruiz Massieu en la Sesión Extraordinaria de la Comisión Política Permanente del consejo Político Estatal.

Mensaje de la Dra. Claudia Ruiz Massieu, Presidenta del CEN del PRI, en la Sesión Extraordinaria de la Comisión Política Permanente del Consejo Político Estatal de este instituto político en Hidalgo, realizada en Pachuca, Hgo., el domingo 24 de febrero de 2019.

 

Muy buenas tardes.

A mí me da un gran gusto estar hoy aquí en esta sesión extraordinaria de la Comisión Política Permanente de nuestro partido en Hidalgo.

Y saludo con especial afecto y reconocimiento al primer priista del estado, a mi amigo el Gobernador Omar Fayad Meneses, a quien nadie le puede regatear su compromiso con el partido, su voluntad de fortalecerlo y también su gran sensibilidad para guiarlo con el ejemplo en estos momentos tan complejos.

Gracias gobernador, gracias por tu ejemplo y por tu compromiso con nuestro instituto político.

Saludar y felicitar a nuestra Presidenta y a nuestro Secretario General, a Érika y a Julio: asumen ustedes un gran reto, un reto que, estoy segura, habrán de enfrentar con mucho compromiso y con grandes resultados.

Saludar a todos los miembros de la Comisión Política Permanente, a todos los cuadros, liderazgos, militantes que nos acompañan, muy especialmente a mi amiga Laura Vargas de Osorio, a mi compañera Senadora Nuvia Mayorga, a nuestra coordinadora de la fracción parlamentaria en el Congreso del estado, María Luisa; en tu persona, a todos nuestros legisladores, que dejan muy en alto el nombre del partido en su tarea cotidiana.

A todas y todos ustedes, gracias por haberme invitado a acompañarlos en este día tan importante.

Hay estados de la República que destacan por la presencia territorial que tiene nuestro partido, por el compromiso, por la experiencia de sus cuadros, por el entusiasmo y lealtad de su militancia.

Hay estados que se fortalecen por el empuje y la presencia del priismo nacional, pero hay estados que fortalecen al priismo nacional con su empuje y su presencia; éste es el caso de Hidalgo, a quien le reconocemos esta militancia de lucha, comprometida, leal y dispuesta a ser parte de la renovación del partido, para ser protagonista de su futuro.

Reconozco en esta ocasión especial el trabajo de mi amigo Leoncio Pineda Gómez. Gracias por tu trabajo al frente del Comité Directivo Estatal, por haber encabezado el trabajo de nuestro partido en una circunstancia por demás compleja. Gracias, estoy convencida de que, así como tus compañeros de partido en Hidalgo, tus compañeros de partido en todo el país te reconocemos.

Este relevo de la dirigencia estatal no debe entenderse como un cambio de rumbo, sino como una nueva etapa del mismo proceso en el que llevamos ya varios meses; el proceso del fortalecimiento de nuestro instituto político; el proceso de la adaptación de nuestro instituto político a lo que las circunstancias y nuestra militancia y los mexicanos de hoy nos exigen.

Érika y Julio tienen las credenciales, la experiencia, el arraigo y la visión necesarias para llevar a nuestro partido en esta nueva etapa y asegurar que en este camino se fortalece y se valoriza a la militancia, se privilegia en los consensos y la unidad y, sobre todo, se fortalezca nuestra identidad y la vigencia de nuestros principios.

En esta trayectoria que inician hoy, cuentan con el respaldo y el acompañamiento permanente de sus compañeros y amigos del Comité Ejecutivo Nacional.

Aquí en Hidalgo, al igual que en el resto del país, tenemos muchos espacios que recuperar; tenemos muchas tareas que concretar, pero no partimos de cero, partimos de una presencia territorial importante en todo el estado; partimos de la convicción de una militancia que exige ser la arquitecta de la nueva etapa del partido.

Partimos de la realidad de contar con cuadros comprometidos del partido, que han asimilado con sensibilidad el momento que nos toca vivir y están dispuestos a empujar los cambios que se necesitan.

Partimos de la fortaleza que nos da tener en el partido a un gobernador a quien reconocemos y respaldamos, un gobernador sensible, trabajador, cercano a la gente, pero también muy cercano a su partido.

Un gobernador que nos demuestra todos los días que si bien gobernar no es fácil, y cada día tiene retos y contingencias inesperadas, se pueden y se deben enfrentar con responsabilidad y con entereza.

Querido Omar Fayad: nuevamente te reconocemos tu solidaridad, tu responsabilidad, tu cariño y tu trabajo permanente y cotidiano.

Cada estado enfrenta retos y condiciones diferentes, pero como priistas, como instituto político, enfrentamos los mismos retos y el mismo contexto que hoy nos obliga a renovarnos, nos obliga a plantearnos un nuevo rumbo para fortalecernos y, sobre todo, nos obliga a asumir nuevas formas, nuevos fondos, para recuperar la confianza de la gente.

Estamos a escasos días de que nuestro instituto político conmemore 90 años de su fundación; un momento histórico que tenemos que asumir con enorme responsabilidad. Esta no es la ocasión para voltear al pasado y añorar pasadas grandeza o, incluso, reivindicar antiguos momentos.

Este es el momento para recuperando todo aquello que hemos hecho y nos ha llenado de orgullo en nueve décadas, con humildad asumir las insuficiencias que hemos tenido y plantearnos el partido que queremos ser en el futuro.

Este es el momento en el que nuestro partido debe asumir su responsabilidad histórica de adaptarse a las nuevas circunstancias y hacerlo con principios y con identidad; hacerlo, asumiendo que en cada uno de nosotros, no importa dónde estemos, si somos un militante de a pie, si somos dirigentes, si somos parte de la estructura, a todos nos toca dar un paso adelante y construir el PRI del futuro.

Y eso implica una enorme tarea para todos, eso implica un enorme compromiso; hacia adentro, tenemos que seguir profundizando la convicción y el ejercicio de renovación que nos lleve –como priistas- a poner a la militancia al centro de todas las tomas de decisiones del partido.Asumir como priistas que es más lo que nos da identidad y nos hace sentirnos parte de un mismo equipo y de un mismo proyecto; que las diferencias, naturales en un instituto político plural, nacional y diverso como el nuestro.

Hemos iniciado un esfuerzo nacional de refrendo de militancia, porque es importante que el partido hoy sepa quiénes somos, dónde estamos y sobre todo que, como priistas, estemos dispuestos a renovar nuestro compromiso con el partido en este momento y en esta etapa históricos.

Hemos iniciado también un Programa Nacional de Gestión, “Voy al PRI”, mediante el cual queremos, primero, darle a nuestra militancia respuesta a alguna de sus necesidades y, segundo, salir a la calle a encontrarnos con la gente y recuperar nuestra vocación de servicio, nuestra vocación de gestoría que nos permita llevarle a la gente soluciones  muchos de sus problemas más inmediatos.

Un esfuerzo de reconstrucción y fortalecimiento interno, para que después podamos salir al encuentro de la gente, a plantearnos una nueva conversación, una nueva personalidad, recuperando nuestra esencia que nos permita reconstruir la confianza que perdimos en los últimos años.

Hay que estar fuertes adentro para poder salir y mirando a los ojos a la gente, pedirle nuevamente que crean en nosotros.

Hay que tener claridad de quiénes somos y qué queremos, para poder salir y decirle a la gente que somos una alternativa. Y hay que definir, con toda claridad, lo que el México del Siglo XXI, lo que los mexicanos del Siglo XXI y lo que los priistas del Siglo XXI queremos de nuestro partido.

Hay que mirar hacia adelante, no hay que mirar hacia atrás. Y yo veo, desde la presidencia nacional de nuestro partido, que esta es la etapa en la que las dirigencias tienen que escuchar a la militancia; que esta es la etapa en donde la renovaci0n, el cambio y el rumbo se definen escuchando a nuestras bases; que esta es la etapa donde nos tenemos que atrever a ser verdaderamente el partido que cree en la democracia y que cree en la justicia social.

Porque solamente un partido democrático hacia el interior puede salir a pedirle a la gente que crea en la democracia electoral; solamente un partido que al interior abre oportunidades a su militancia y a sus grupos, de manera incluyente y equilibrada puede salir a la ciudadanía y decirle que cree en la justicia social.

Y esta dirigencia y el equipo del Comité Ejecutivo Nacional tiene una convicción democrática, así lo hemos acreditado en estos meses. No hay otra manera de recuperar la confianza de nuestra militancia y de definir el rumbo con fortaleza para los siguientes años, que garantizar que nuestro partido asuma verdaderamente la cultura de la competencia democrática.

Aquí yo les digo y les acredito el compromiso del Comité Ejecutivo Nacional: no puede haber más arreglos cupulares para definir las grandes decisiones del partido.

El día de ayer, en Baja California, uno de los seis estados en los que estaremos enfrentando proceso electoral y una jornada electoral el 2 de junio, concurrieron los priistas de todo el estado, para elegir en un proceso abierto a quien habrá de abanderar al partido, encabezando la candidatura a gobernador del estado.

Y concurrieron los priistas de Baja California en proceso democrático a elegir a nuestros candidatos a diputados y a presidentes municipales.

Hoy, se están llevando a cabo las convenciones de delegados para elegir a los candidatos y candidatas en aquellos otros distritos y municipios, en donde la propia militancia decidió que ese era el método adecuado.

No le tuvimos miedo a la democracia y no se lo vamos a tener a la hora de definir el método, el camino, los tiempos y los ritmos del proceso de renovación de la dirigencia nacional.

Tienen la palabra del Comité Ejecutivo Nacional de que habrá de ser un proceso democrático, un proceso en el que la militancia de todo el país pueda participar y definir quiénes deben encabezar a nuestro partido en los siguientes años.

Porque es la única manera de tener una dirigencia con la fuerza necesaria, con la legitimidad necesaria y con el respaldo necesario para encabezar la difícil tarea del partido de aquí al siguiente proceso electoral en 2021, que nos permita recuperar espacios, recuperar confianza y recuperar presencia.

Pero también en el nuevo contexto, el PRI ha tenido una enorme responsabilidad, la responsabilidad de adaptarse a la nueva circunstancia política, y ahí donde gobernamos, asumir que el único lenguaje es el lenguaje de los resultados.

Ahí donde gobernamos, nuestros gobernadores y nuestros presidentes municipales hacen todos los días un gobierno de resultados, de honestidad, de transparencia, de cercanía con la gente.

Ahí donde tenemos representación en ayuntamientos o en congresos estatales, y desde luego en el Congreso de la Unión, nuestros representantes tienen que dar los resultados de la construcción política, los resultados que le sirvan a la gente.

Eso es lo que la gente espera del PRI y eso es lo que los priistas queremos de nuestro partido, resultados, transparencia, lealtad, honestidad, donde gobernamos y donde representamos al partido.

Y donde somos oposición hemos aprendido a ser la oposición que México necesita en este momento político nacional. Hubo otros momentos, en donde el partido fue la oposición que requería esa circunstancia.

Hoy se necesita ser una oposición firme y crítica, pero también constructiva, una oposición valiente, una oposición que entienda y que sepa que en una democracia las oposiciones tienen que plantear un contraste, tienen que poner alternativas en la mesa y también así como hay que tener valentía para decir cuando algo y señalar cuando algo no está bien, no es suficiente o no responde ni a nuestros principios ni a lo que la gente quiere, también tener valentía para poder construir acuerdos y sumar con otros, aún con la mayoría, para trabajar en beneficio de México.

Y quiero reconocer el trabajo de nuestros diputados federales, el respaldo de nuestros gobernadores y el desempeño de los senadores de la República del PRI en esa lección de alta política y de visión constructiva en favor de México que dieron en las últimas semanas en el debate sobre la Guardia Nacional.

Gracias a ese trabajo de nuestros legisladores en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores, gracias al respaldo de los gobernadores hoy México tiene la Guardia Nacional que necesita, no una Guardia Nacional de un partido o de una persona, una Guardia Nacional para todos los mexicanos.

Y eso se logró gracias a que se pudo construir y privilegiar las visiones coincidentes por sobre las diferencias, y eso se logró porque los priistas acreditamos una vez más que a nosotros lo único que nos motiva es trabajar por México, y que para darle resultados a México, vamos a trabajar con todos y con quien sea, para darle resultados a la gente poniendo soluciones en la mesa.

Mi reconocimiento a todos ellos, y en particular al coordinador de los senadores de la República del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong. 90 años se dice fácil, 90 años para algunos parece poco, para otros parece demasiado y suficiente. Pero para los priistas es, sobre todo, un camino de aprendizajes, un camino de experiencias, un camino de construcción de fortalezas que hoy más que nunca tenemos que identificar, tenemos que aglutinar para construir el partido del futuro que México necesita.

Somos un partido nacional, un partido que refleja las prioridades, los retos, los problemas y las visiones de los mexicanos de todo el país. Un partido que ha aprendido durante 90 años a construir consensos internos, a construir unidad en el marco de la pluralidad, a construir fortaleza en el marco de la adversidad, a aprender de sus propios errores para plantearse nuevas rutas.

Y hoy nos toca ser protagonistas a todos como militantes que somos todos y cada uno de nosotros, a ser protagonistas de la construcción del PRI del siglo XXI, un partido abierto a su militancia y a la sociedad, un partido democrático al interior para poder exigir una vida democrática en el exterior, un partido de oportunidades incluyentes para todos los priistas, para poder exigir justicia social hacia afuera.

Un partido responsable con el momento histórico que vive México, un partido que da resultados en el gobierno, un partido que en la oposición sabe construir alternativas a favor de todos los mexicanos, un partido que hoy en esta sesión de la Comisión Política Permanente de Hidalgo, en el Día de la Bandera, celebramos los principios, la identidad, los valores que nos unen.

El servicio a la patria, la lealtad a nuestro instituto político, la convicción de que el PRI tiene que ser protagonista del México de los años por venir.

Muchas gracias.

visitas:1586
Compartir

                            TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

MENSAJE DE LA DRA. CLAUDIA RUIZ MASSIEU, PRESIDENTA DEL CEN DEL PRI, DURANTE LA LXIII SESIÓN ORDINARIA
27 de febrero de 2019

MENSAJE DE LA DRA. CLAUDIA RUIZ MASSIEU, PRESIDENTA DEL CEN DEL PRI, DURANTE LA LXIII SESIÓN ORDINARIA

EJEMPLAR Y DEMOCRÁTICO PROCESO ELECTIVO DE CANDIDATOS DEL PRI EN BAJA CALIFORNIA.
23 de febrero de 2019

EJEMPLAR Y DEMOCRÁTICO PROCESO ELECTIVO DE CANDIDATOS DEL PRI EN BAJA CALIFORNIA.

RUIZ MASSIEU ACUDIRÁ A ANIVERSARIO DE LA CTM Y PRESIDIRÁ EL CONSEJO POLÍTICO DEL PRI EN HIDALGO.
23 de febrero de 2019

RUIZ MASSIEU ACUDIRÁ A ANIVERSARIO DE LA CTM Y PRESIDIRÁ EL CONSEJO POLÍTICO DEL PRI EN HIDALGO.

Dirección

Insurgentes Norte 59, col. Buenavista, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06350

Contacto

Buzón de contacto
Conmutador CEN (55)57299600, (55)55419100
Tú opinión es importante, del interior de la República marca 800 71 51 721.

Desplazar arriba