NOTICIAS ESTADOS

Condena el PRI aprobación de “La ley del garrote”, acto alevoso y represor de Morena

Villahermosa. Lunes, 29 de julio de 2019




Seleciona un color
Seleciona un color

+Es una ley arbitraria propia de regímenes arbitrarios y fascistas: Pedro Gutiérrez

 El PRI de Tabasco rechazó y condenó la aprobación de “La ley del garrote” aprobada por legisladores de Morena, al considerarla un acto alevoso y represor de Morena y el gobernador Adán Augusto López Hernández en contra de los tabasqueños.

“Es una ley arbitraria, propia de regímenes autoritarios y fascistas, como la época de Pinochet o actualmente de Venezuela”, puntualizó el Presidente del CDE del PRI, Pedro Gutiérrez Guitiérrez, al fijar la posición del partido en torno a las reformas al Código Penal del Estado impulsadas por el gobierno de la cuarta transformación.

Hoy, precisó, la fracción de Morena aprobó en el Congreso del Estado la llamada, por la voz popular “La ley del garrote”, una iniciativa de reforma legal enviada por el gobernador Adán Augusto López Hernández,  en donde se imponen mayores multas y cárcel para los ciudadanos tabasqueños que manifiesten o expresen públicamente sus inconformidades en contra del gobierno.

Se reformaron los artículos 196, 299, 306, 307 y 308 del Código Penal del Estado para establecer penas que van de 6 a 13 años de cárcel y multas de mil a 2 mil UMA -Unidad de Medida y Actualización, que alcanza la cantidad de los cientos setenta mil pesos.

En ese sentido, afirmó, “La ley del garrote” establece cárcel y multas a todo aquel ciudadano que impida la realización de una obra pública o privada u obstruya el acceso del personal o de maquinaria. Dichas penas se elevarán a 17 años de prisión. Si  además exigen dádivas u otras o empleo, se utilice la violencia o se cometa por dos o más personas.

“La ley del garrote” apunta que se le dará cárcel hasta por 10 años a quien interrumpa o dificulte el servicio público, destruya o dañe las unidades de trasporte público de pasajeros o de carga. La reforma endurece la pena hasta por 13 años si la unidad de trasporte público trae una o más personas. La reforma también penaliza hasta por cinco años de cárcel a quienes impidan el libre tránsito de personas duplicando la pena a 10 años si se emplea violencia o se hace acompañar de menores de edad.

“No cabe duda de que la hipocresía y la corrupción del actual régimen no tienen límite. Son unos perfectos cínicos. Ahora resulta que quienes ayer inventaron la industria de la reclamación en Tabasco, hoy en el gobierno se pongan la careta de santurrones y amenacen a los ciudadanos de meterlos a la cárcel si marchan en contra de gobernantes corruptos que no cumplen con sus funciones o promesas de campaña, como los de la cuarta transformación, y en consecuencia dificulten el tránsito del trasporte público o de carga”, advirtió.

¿Con qué autoridad política el gobierno de Adán Augusto López Hernández amenaza con meter a la cárcel a los tabasqueños que impidan la realización de una obra que se quiere construir con materiales de pésima calidad o con diseños que no corresponden a los prometidos?, cuestionó el líder priísta, cuando Morena se dedicó a bloquear caminos, obras y pozos para extorsionar a Pemex y empresas privadas de muchos años.
Acción, indicó, que les proporcionó ganancias millonarias, acción que se convirtió el modus-vivendi de muchos agitadores profesionales que hoy nos gobiernan y que se han transformado en el ejercicio de poder en políticos fifis.

El padre de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en el 2006 bloqueó por 46 días la avenida Reforma, instaló 46 campamentos a lo largo de esa importante vialidad, afectó a casi 32 mil comercios que perdieron más de 200  millones de pesos y nadie lo amenazó o lo metió a la cárcel si quiera por un solo día.

Ahora, el gobierno de Adán Augusto, con su “Ley del Garrote”, pretende intimidar a todo aquel ciudadano, organización o partido político que pretenda interrumpir principalmente la obra de Dos Bocas, que es una obra que no solo provocará un ecocidio en  la región si no que devastará Paraíso, unos de los municipios más importantes del estado.

Dos Bocas, advirtió, es un monumento a la ocurrencia, la improvisación y al despilfarro. Es la obra insignia del presidente de la república que tiene 98% de probabilidad de que fracase y se convierta en el “Waterloo” de la cuarta trasformación en el país.

En lugar de invertir en el campo y hacer de Tabasco una potencia agrícola, se apuesta el capricho mesiánico de un solo hombre.

En ese contexto se aprueba una reforma al Código Penal del Estado para prevenir toda protesta de los ciudadanos cuando ésta obra comience a destruir economía y sociedad, no solo de Paraíso, sino de toda la región.

Puntualizó que los actos represivos de Morena en la comunidad “El Espino” o contra los estudiantes rechazados de la UJAT, fueron los primeros avisos de la imposición de “La ley del garrote” que aprobó la mayoría de diputados morenistas actuando como borregos y cómplices de un régimen que quiere suplir la política y el diálogo con la fuerza y la bota de las corporaciones policiacas.

visitas: 444