DISCURSO

CLAUDIA RUIZ MASSIEU, SECRETARIA DE TURISMO, EN EL XX HOMENAJE LUCTUOSO DE JOSÉ FRANCISCO RUIZ MASSIEU

México, D.F. Domingo, 28 de septiembre de 2014




Seleciona un color
Seleciona un color

.. en primer término a César Camacho, amigo, pero, más que nada, amigo de José Francisco Ruiz Massieu, y que hoy, en su calidad de presidente de nuestro partido, pues nos convoca a recordarlo y a honrarlo.

Quiero agradecerles en nombre de la familia el que hoy nos acompañen aquí, y yo, a diferencia de Edgar Elías, ayer por el sentimiento no  pude escribir. Entonces nada más voy a hacer unas breves palabras para agradecerles a todos que estén aquí.

Creo que la presencia de ustedes nos recuerda quien fue José Francisco Ruiz Massieu, nos recuerda primero que nada, que fue un hombre de partido, siempre comprometido con los ideales de nuestro instituto político, congruente con lo que él expreso, y expreso a tiempo y derechamente, como él decía, con lo que debía ser este partido, que hoy también es nuestra casa.

Un partido que debía ser un ejercicio de autocritica, de reflexión interna para, con valentía, modernizarse y reformarse, para poder ser lo que había venido siendo: el gran protagonista. El gran protagonista de la vida política institucional de México, y hoy, el gran protagonista de la transformación del México del siglo XXI.

Fue un abogado convencido del papel que la ley y el derecho tenían, no sólo como herramientas transformadoras, sino como forjadoras de la realidad. Como abogado gobernante transformó el marco y el andamiaje jurídico de Guerrero, pero también el del México que le tocó vivir.

Fue un gran amigo, tuvo amigos que hoy siguen siendo sus amigos. Amigos que aún ante la adversidad no lo olvidaron, lo recuerdan y lo llevan como una guía y un faro en su vida cotidiana.

Amigo de sus adversarios. Un político que entendió que para hacer buena política había que construir una política de entendimientos, cimentó, consolidó amistad con los protagonistas de la oposición de su tiempo. Amigo de Carlos Castillo Peraza, de Heberto Castillo, de Porfirio Muñoz Ledo.

Fue un padre ejemplar, siempre cercano, siempre amoroso y siempre ingenioso con sus comentarios y hoy, ejemplo permanente, cotidiano y vivo. Para mí como hija, como mujer, como compañera de partido, sin duda el estar aquí hoy me emociona, pero me hace además sentirme orgullosa. Orgullosa de tener su legado como guía y como hoja de ruta de lo que debe ser la vida de cualquier funcionario, de cualquier político y de cualquier priista que quiera ser congruente con sus ideas, y que quiera transformar a México.

Hoy estamos aquí muchos de quienes compartimos con él, no sólo su vida, sino la transformación incipiente de México. Y hoy estamos aquí los que tenemos la suerte y la fortuna de ser parte activa, desde distintas trincheras de esa transformación que él visualizo y que hoy se cristaliza también convocados por el liderazgo de un gran visionario y un gran transformador el licenciado Enrique Peña Nieto.

Estando aquí en mi partido, agradezco de verdad que se recuerde y se honre la memoria de José Francisco Ruiz Massieu, a 20 años de su muerte, político de ideas y de ideales, de acción, de convicción, de decisión. Un político que al honrarlo hoy, nos honramos todos como priistas y que, creo que lo más importante, es que no sólo honramos su memoria, sino que más que nada celebramos su vida, y quien fue.

Muchas gracias por acompañarnos (inaudible)

visitas: 1209