COMUNICADO

Intervenciones de Claudia Ruiz Massieu en la reunión de Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores.

Ciudad de México. Martes, 12 de febrero de 2019




Seleciona un color
Seleciona un color

Intervenciones de la Senadora Claudia Ruiz Massieu, Presidenta del CEN del PRI, en la Reunión de Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores y Relaciones Exteriores América del Norte del Senado de la República, con motivo de la Conmemoración del 75 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y Canadá, realizada en la Cámara Alta, el martes 12 de febrero de 2019.

 

Primera intervención

Muchas gracias.

Nuevamente bienvenidos a México.

Soy la Senadora Claudia Ruiz Massieu, represento al PRI, la tercera fuerza política en el Senado de la República.

Decir que para nosotros es un orgullo pertenecer a la primera Legislatura paritaria en la historia de México.

Como saben, hace algunos años se promovió que hubiera el 50 por ciento de candidatas mujeres a los cargos de elección popular, de tal manera que la Legislatura que inició en septiembre es la primera que prácticamente tiene el 50 por ciento de mujeres, tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados.

Y la agenda de género, y la agenda del empoderamiento de las mujeres, es una agenda compartida que trasciende diferencias ideológicas.

Mi Grupo Parlamentario valora mucho la relación México-Canadá.

Nosotros fuimos gobierno hasta hace algunos meses y buscamos el acercamiento con Canadá, que como toda relación de tantas décadas, ha tenido sus altibajos, pero siempre ha subyacido que compartimos valores y principios, y voluntad política de tener una relación política y una relación, más que bilateral, binacional, fluida, y por eso pudimos solventar muchos de los desacuerdos momentáneos que teníamos, como el establecimiento de las visas a los turistas mexicanos.

Hoy tenemos más de 300 mil mexicanos que van cada año a Canadá y muchos canadienses que tienen propiedades en México y que vienen a alejarse del invierno tan duro canadiense.

Decir que hay una agenda particularmente importante en la que debemos trabajar.

La diplomacia parlamentaria creo que es más importante que nunca, en un momento en donde está en cuestionamiento el concepto de la región de Norteamérica, como una región competitiva, productiva, pero que genera igualdad para los tres países.

Y donde también están en cuestionamiento muchos de los principios que nos unen, como el multilateralismo, como la responsabilidad frente al cambio climático o como la aproximación humana al fenómeno migratorio.

Creo que hay una agenda importante que podemos empujar y promover los parlamentarios de ambos países y, desde luego, estamos muy entusiasmados de poder hacerlo con ustedes.

Bienvenidos nuevamente.

 

Segunda intervención

Venimos de mucho tiempo, décadas, impulsando una cultura de mayor igualdad y en el ámbito legislativo primero establecimos cuotas a los partidos políticos, de candidaturas para mujeres, de 30 por ciento de las candidaturas; después en 40, finalmente, llegamos a la paridad.

Pero un paso significativo que se dio en la administración pasada fue incorporar en el Plan Nacional de Desarrollo la perspectiva de género como un eje transversal de la actuación de todo el Gobierno de la República, de tal manera que todas las dependencias del gobierno tenían que contribuir a la estrategia de empoderamiento y lograr condiciones de mayor igualdad y de acceso en equidad para las mujeres, estableciendo unidades de género todas las dependencias de gobierno, pero luego articulando distintas acciones.

Por ejemplo, se instituyó el seguro de vida para madres jefas de familia, se amplió la infraestructura de guarderías y de estancias infantiles, se crearon productos crediticios accesibles, para créditos para mujeres emprendedoras, para mujeres indígenas emprendedoras, se potenció el financiamiento a proyectos productivos de mujeres microempresarias, se desarrolló una oferta de becas educativas para que las mujeres pudieran seguir sus estudios y complementar sus estudios, aun siendo ya adultos mayores, se abrieron centros de justicia y de empoderamiento de las mujeres en todas las entidades, en todos los estados de la República, y se cambió totalmente la política de vivienda.

Pero uno de los cambios más significativos fue aumentar el número de metros cuadrados que debe tener una vivienda que facilita el Estado, estableciendo una política de construcción de Habitaciones Rosas, para que las mujeres, las niñas y los jóvenes tengan una habitación propia; esto también, en atención no sólo de salvaguardar sus derechos a la intimidad, por ejemplo, sino también en una estrategia amplia para contener la violencia intrafamiliar.

Entonces, la perspectiva transversal de género permitió potenciar la actividad de todo el gobierno en estrategias, también con la iniciativa privada, y pasar de un enfoque solamente de protección a un enfoque de empoderamiento.

Estamos esperando a que el nuevo gobierno emita su Plan Nacional de Desarrollo, ojalá mantengan la perspectiva de género como un eje transversal del mismo, pero por lo pronto, en el Presupuesto de Egresos 2019 recortaron a la mitad todo el presupuesto en programas de género a course board, todos.

Entonces, no sabemos cómo van a seguir ellos con la política digamos de desarrollo y más que con una visión asistencial, con una visión de empoderamiento y de construcción de capacidades, que es en lo que hemos venido avanzando en los últimos lustros en México.

visitas: 117