COMUNICADO

Mensaje Claudia Ruiz Massieu, al término de la audiencia de parlamento abierto sobre Guardia nacional.

Ciudad de México. Lunes, 11 de febrero de 2019




Seleciona un color
Seleciona un color

Gracias.

Llegamos a la conclusión de esta primera mesa “Constitucionalidad y Convencionalidad”, de la minuta de Guardia nacional, en el marco del Parlamento Abierto al que ha convocado el Senado de la República, y esta mesa quiere hacer un reconocimiento a los 13 ponentes que participaron a lo largo del día en esta jornada.

También, un reconocimiento a las fuerzas políticas representadas en el Senado de la República, por haber tenido la voluntad de convocar a este Parlamento Abierto.

Sin duda, escuchamos a lo largo del día planteamientos coincidentes y también divergentes, respecto de la pertinencia o no de aprobar o apoyar la minuta recibida de la colegisladora en sus términos, pero en todas las ponencias estuvo presente la convicción de los expertos invitados, de concurrir a este ejercicio de Parlamento Abierto buscando la mejor solución para que el Estado mexicano pueda atender una difícil coyuntura.

Algunas cuestiones que han sido de relieve es, sin duda, el tema que salió a la luz en distintas ponencias y que los asuntos de seguridad pública son parte de un conjunto de retos más amplios que tiene el Estado mexicano, que sin duda es importante legislar las partes, pero no debemos perder de vista el conjunto de un sistema de seguridad y de justicia que requiere de una aproximación permanente para su perfeccionamiento. La visión sistémica para atender el fenómeno de la seguridad, en este caso, no debe perderse de vista.

Las reformas constitucionales de 2008 y de 2011, particularmente esta última, establecieron paradigmas constitucionales que reflejan el continente en el cual debemos analizar la minuta de Guardia Nacional.

Por un lado, el tema de que la perspectiva de derechos humanos debe informar la interpretación de la Constitución y de todo el ordenamiento jurídico. Y por el otro lado, el robustecimiento del orden jurídico nacional, con la incorporación expresa por la reforma al Artículo Primero, de todos los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

En ese sentido, es claro que este Senado de la República tiene la obligación de realizar un control de convencionalidad de la minuta y en sí de todos los productos legislativos que emanen de esta Cámara, y el Estado mexicano debe brindar seguridad ciudadana a la sociedad, en un marco que es reconocido por todos, y que hoy abordaron los ponentes, de insuficiencia de las capacidades institucionales del Estado para proveer esta seguridad a la ciudadanía.

Es por ello que el referente que hicimos al principio de esta jornada, de que debemos tomar una decisión respecto a la Guardia Nacional, y cómo debe ser, si en su caso la Guardia Nacional, que este Senado de la República decida aprobar, no perdiendo de vista que tendrá que ser en el marco del Estado constitucional y democrático de derechos.

Si bien no se formuló de esta manera, es cierto que hubo algunos hilos conductores de todas las ponencias a lo largo del día.

La fórmula para atender los problemas de inseguridad que hoy aquejan al país, es fortaleciendo al mismo tiempo el régimen de Derecho y de derechos y, por otro lado, las instituciones que tienen a su cargo la tarea de garantizar su respeto y su vigencia.

No se pueden tutelar derechos restringiendo libertades, cuando menos no de manera permanente, y mucho menos constitucionalizando figuras que pueden vulnerar a los derechos humanos y, por supuesto, que adolezcan de convencionalidad.

Se apunta una ruta para esta legisladora, que se irá complementando y enriqueciendo durante los próximos días, en las siguientes mesas que habrán de abordar el análisis de la minuta de Guardia Nacional.

Consolidar una Guardia Nacional de naturaleza y carácter civil, establecer los controles jurisdiccionales y parlamentarios de la Guardia Nacional, determinar el régimen transitorio para la participación extraordinaria, normada, complementaria y fiscalizada de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad pública; diseñar y poner en marcha, establecer con claridad el compromiso del Estado mexicano de seguir desarrollando y fortaleciendo las instituciones policiales civiles, a cargo de la Federación, las entidades federativas y los municipios.

Y responder, como dijimos al inicio, a la responsabilidad que tenemos los Senadores y Senadoras de la República de dar respuesta a la exigencia de seguridad que tienen los ciudadanos, sin perder de vista la responsabilidad histórica que tenemos de legislar en el marco del Estado constitucional.

Gracias nuevamente a quienes nos han acompañado, a quienes nos han seguido también a través del Canal del Congreso y quienes han enviado sus participaciones a la plataforma digital.

Y antes de concluir, le daremos la palabra, quiere hablar la senadora López Rabadán, por favor.

Gracias, senadora.

Nuevamente gracias a los ponentes, a las Senadoras y Senadores, y a quienes nos acompañaron aquí, a través del Canal del Congreso, y a quienes a través de la plataforma digital nos han hechos sus contribuciones.

Recordarles que mañana continúan estas mesas de Parlamento Abierto; mañana, a las cuatro de la tarde, en este mismo salón, para continuar con el análisis de la minuta de Guardia Nacional, haciendo un énfasis en las implicaciones de derechos humanos.

Muchas gracias y buenas tardes.

visitas: 182


Links Externos