DISCURSO

Mensaje de la Mtra. Claudia Ruiz Massieu, Presidenta del CEN del PRI, en el arranque nacional del programa “Voy al PRI”, realizado en el Recinto Ferial de Tlaxcala

Tlaxcala. Domingo, 10 de febrero de 2019




Seleciona un color
Seleciona un color

Muy buenas tardes. Me da mucho gusto estar en este día tan importante para el PRI en todo el país, precisamente en este gran estado.

Estar aquí, con mis compañeros y amigos priistas de Tlaxcala. Desde aquí un abrazo y un saludo cariñoso a todo el priismo de la entidad, y desde aquí un saludo cariñoso y el reconocimiento de sus compañeros de partido, también, al gobernador Marco Mena.

Gracias presidente, secretaria, compañeros, gracias por permitir que desde aquí de Tlaxcala, hagamos el lanzamiento formal de este proyecto en todo el país.

Y yo les decía que este es un gran día para el PRI porque hoy, de manera simultánea, están sucediendo cosas en todos los estados, en todos los comités directivos estatales del PRI. Estamos inaugurando este programa de gestión, el programa Voy al PRI, y ahorita hablo más de él, pero también estamos lanzado oficialmente el inicio de los trabajos de la Segunda Generación de la Escuela Nacional de Mujeres Priistas.

De hecho, les pido una disculpa por el retraso pero, precisamente, estaba en Toluca, en el Estado de México, lanzando formalmente el inicio de los trabajos de esta Segunda Generación, la generación de mujeres priistas, de la Escuela Nacional, María de los Ángeles Moreno.


Y es que el PRI está viviendo un momento decisivo en su historia. Este es el año en el que celebramos, conmemoramos, 90 años de servir a México, 90 años de ser un partido que ha buscado transformar al país, abrirle oportunidades a quienes más lo necesitan, tener un país más democrático, de mayor igualdad, tener un país que a todos nos enorgullezca, ese es nuestro partido, el partido que ha servid a México, que ha construido instituciones, que ha servido a las mexicanas y los mexicanos que más necesitan el respaldo de un instituto político.

Somos un partido de millones de militantes como ustedes que estamos orgullosos, pero que también sabemos que una de las mayores fortalezas del partido a lo largo de sus 90 años de historia, ha sido saber adaptarse a las exigencias del momento.

Y hoy, tenemos ese enorme reto. El reto de adaptarnos a lo que los mexicanos, a lo que los priistas, a lo que las circunstancias del México de hoy, nos demandan.

Y hoy lo que los mexicanos, lo que los ciudadanos y lo que los priistas queremos, es un partido más abierto, un partido más cercano a la gente, un parido que salga de las oficinas y de las dirigencias y salga al territorio a encontrarse con su militancia y a encontrarse con la ciudadanía, a escuchar lo que necesita la gente, lo que espera de nosotros y a responderles, a resolverles, a darles un servicio.

Ese es el partido que estamos construyendo todos nosotros hoy; un partido que sabe escuchar, un partido que se sabe transformar, un partido que sabe que, para ser mejor, todos los días, todos los prisitas tenemos una tarea y una responsabilidad por hacer.

Voy al PRI, es eso. Voy al PRI, es la manera de recuperar nuestra vocación social y de servicio, de salir a la calle a encontrarnos con la gente, a escucharla, a entenderla, a atenderla, a resolverle y también es la manera en la que el PRI le regresa a su militancia un poco del servicio que la militancia le ha dado al partido. Hoy es momento de que el partido no le pida a su gente que haga por él, sino de que el partido haga por su gente.

Voy al PRI es un programa para los priistas y es un programa para que los priistas salgamos con la gente a decirle: yo te quiero servir, yo te quiero resolver.

La gestión social es de las mejores tradiciones que tenía nuestro partido, pero la gestión social no debe ser solamente una herramienta, una herramienta en tiempos electorales. Debe ser una actividad permanente, una actividad permanente que nos permita, de manera muy tangible, recordarle a la ciudadanía y recordarle a nuestra militancia, que el partido es un vehículo, un vehículo para transformar sus vidas, para ayudar a que sean mejores, para ayudar a que tengan más oportunidades.

La función social de un partido no es administrar gobiernos, es gestionar las necesidades y demandas de la gente y esa gestión se hace cuando eres gobierno, a través de los programas de gobierno. Cuando eres Poder Legislativo, a través de las leyes para mejorar la vida de la gente, pero cuando eres partido, como nosotros, se hace todos los días, buscando ese espacio de servicio y de resolver una necesidad concreta.

Voy al PRI es la manera de que nuestra militancia y la ciudadanía pueda acercarse a asesorías legales, a talleres de manualidades, a capacitaciones, a la posibilidad de contar con servicios o atención médica o recibir, como haremos en unos momentos algún instrumento, aparato médico del cual haya necesidad.

Es la manera en la que el PRI regresa y el PRI se abre a la ciudadanía, es la manera en la que el siglo XXI vamos a empezar a tejer un nuevo diálogo entre el partido y la ciudadanía, es la manera en la que confirmamos que somos un partido de vocación social que quiere servir a la gente y que quiere servir a las clases populares.

Y la Escuela Nacional de Mujeres Priistas es la manera en la que el PRI va a seguirle abriendo oportunidades a las mujeres del partido, dándoles la oportunidad de capacitarse, de seguirse formando, de desarrollar habilidades para ser mujeres más empoderadas, mujeres que sirvan a través del partido, a través del servicio público en cualquier otra profesión.

Se trata de que nuestras mujeres se empoderen, tengan la seguridad de que pueden aprovechar las oportunidades y asuman el papel que les toca: ser protagonistas de la transformación, la renovación y el fortalecimiento del partido y de la transformación y la renovación de México.

Hoy también, aquí hay módulos, estamos haciendo en todo el país un gran esfuerzo porque queremos, queremos refrendar la militancia de nuestra gente, queremos invitar a otros a que se unan al partido, queremos saber quiénes somos, cuántos somos, dónde estamos y que los que estamos en el partido volvamos a refrendar nuestra militancia y nuestra vocación de servicio.

Entonces, hoy es un día importante porque es la muestra de cómo nuestro partido se renueva, de cómo nuestro partido se abre a su propia militancia y también se abre para salir a buscar a la ciudadanía. Es el día en el que honramos nuestro compromiso con la igualdad y lanzamos la segunda generación de la Escuela Nacional de Mujeres y es el día en donde estamos generando un mecanismo para refrendar nuestro compromiso con el partido y para invitar a otros que se unan a él, a través del programa de afiliación y de refrendo de militancia.

Hoy, en este año donde cumplimos 90 años de servirle a México, tenemos una enorme responsabilidad, la responsabilidad de ser un partido fuerte, la responsabilidad de ser un partido popular y cercano a la gente, la responsabilidad de tener el valor de hablar alto y señalar los errores y la deficiencias de otros que gobiernan, y también de tener el valor de proponer alternativas, de aceptar los errores y de seguir adelante dando lo mejor de nosotros mismos.

México necesita ese PRI, México necesita ese PRI que sirve a la gente, que sale a la calle, que le abre la puerta a la ciudadanía, México necesita ese PRI que sabe seguir adelante, reconstruirse, renovarse y fortalecerse después de escuchar lo que la ciudadanía quiere.

México necesita un PRI firme, un PRI crítico y un PRI propositivo. México necesita que el PRI convoque a todos los mexicanos, como sabemos, y hoy estamos convocando a todos los priistas, a que sean parte de esa transformación.

La idea es que en todo el país, en cada lugar, en cada municipio, en cada rincón, haya alguien que se levante todos los días y diga: voy al PRI, voy al PRI porque ese es un partido que me abre la puerta para servir y que me ayuda a tener una mejor vida.

Voy al PRI, quiero que todos estemos juntos, vayamos al PRI y seamos parte de su renovación.

Muchas gracias.

visitas: 421