ENTREVISTA

Entrevista a Manlio Fabio Beltrones, realizada por la conductora del noticiero de Imagen Informativa, Adela Micha

Cd. de México Jueves, 03 de marzo de 2016




Seleciona un color
Seleciona un color

Pregunta.- Es año electoral, así es que hemos estado hablando de los procesos electorales en los distintos estados, de cómo están los distintos partidos. Y ayer Manlio Fabio Beltrones, el dirigente nacional del PRI, estuvo en Veracruz, y hoy yo lo tengo en la línea telefónica. ¿Cómo estás presidente? Buenos días.

Respuesta.- Buenos días Adela, un gusto saludarte.

P.- ¿Ya no estás enojado con nosotros?

R.- Yo nunca podría estar enojado con ustedes, menos contigo.

P.- Muchas gracias, oiga, ¿cómo le fue ayer en Veracruz?

R.- Bastante bien. Estuvimos en el café La Parroquia, que es tradicional, en donde se puede tomar un buen café y comer una buena concha.

Después fuimos a un acto interno del partido, para dilucidar lo que viene, la postulación de candidato, en donde estuvimos con los dos precandidatos registrados, entre ellos Héctor Yunes. Y pudimos hacer un muy buen evento, no sé qué noticias tengas tú.

P.- ¿Estuvo con el gobernador?, ¿ha estado con el gobernador, hablando con él?

R.- No, no estuve con el gobernador.

P.- ¿Ya ha hablado con él?

R.- Fuimos a un acto del partido, nada más.

P.- Ya, ¿pero no ha hablado con el gobernador recientemente?

R.- He estado hablando con él, claro que sí.

P.- ¿Y cómo va a afectar lo que pasa, lo que se dice del gobernador?, ¿cómo va a afectar la elección y cómo va a afectar al PRI? Necesariamente tendrá consecuencias, ¿no?

R.- Ayer me hacían una pregunta similar, ya sabes del comportamiento e inteligencia --siempre tan aguda-- de los veracruzanos, y no hay veracruzano que no sepa política; dicen que Veracruz es el estado donde más políticos por hectárea existen.

P.- Todo son grillos ahí, ¿verdad?

R.- Todo mundo es político, pero todos bastante agudos e inteligentes, y me hacían esa pregunta, y yo les comentaba que todas las encuestas que yo tengo son ampliamente favorables al triunfo de Héctor Yunes, el candidato del PRI, si éste es el que resulta electo el próximo 13 de marzo, convención estatal. Cada vez se va abriendo más la preferencia sobre Héctor Yunes.

Y veíamos también que existe un debate allá, que está al calor de la política --inevitable-- en donde el candidato del Partido Acción Nacional, que se llama Miguel Ángel Yunes, hace acusaciones constantes y severas en contra del gobernador, que surgen principalmente de lo que fueron los señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación sobre el uso de recursos, como la Auditoría lo hizo también en otros estados de la República.

Creo que hay cerca de 12 estados de la República que tienen señalamientos sobre el uso de los recursos federales, y los 12 estados y los 12 gobernadores, unos gobernados por el PAN, otros gobernados por el PRI, otros gobernados por el PRD, tendrán que presentar cuentas claras alrededor del uso de los recursos.

Ese debate también se tiene por algunas denuncias penales, que están interpuestas desde hace tiempo en contra de Miguel Ángel Yunes en la Procuraduría General de la República, por enriquecimiento inexplicable, aun cuando, por ejemplo, uno de los que la interpuso, el ex presidente del PAN, Manuel Espino, dice que sí es explicable de dónde salieron esos recursos, pero que no se ha aclarado.

Hay otro señor que se llama Marcos del Ángel, que también interpuso una denuncia penal por enriquecimiento inexplicable, que está congelada en la Procuraduría General de la República.

Entonces, hay una especie de duelo de acusaciones de corrupción entre ellos dos; pero Héctor Yunes es un hombre limpio, que ni siquiera está metido en el duelo.

P.- ¿Pero el PRI apoya su gobernador, a Javier Duarte?

R.- Lo que el PRI exige a todos los gobernadores que ha postulado es que siempre rindan cuentas claras, y eso es lo que nosotros hemos estado haciendo.

No se trata de si en este momento el PRI apoya y se la juega con todos los gobernadores que ha postulado, no; el PRI, después de haberlos postulado y que la población, con amplia mayoría los ha electo, lo que hace el PRI es exigir.

P.- ¿Pero en qué consiste esta exigencia, Manlio?

R.- En que presenten esas cuentas claras, pues es muy importante.

P.- Por eso, ¿pero a dónde están las cuentas?

R.- Si tienen un señalamiento por parte de la Auditoría Superior de la Federación, respecto a que les hace falta aclarar algunos de los movimientos de recursos federales, ellos tienen --conforme a la ley-- plazos específicos para decirle a la Auditoría Superior de la Federación: éstas son las aclaraciones.

P.- ¿Pero dime tú qué está pasando en Veracruz?, porque se habla de corrupción, se habla de desvío de recursos, de impunidad, de desapariciones, de abuso. ¿Qué sí está pasando?

R.- ¿Qué está pasando?, que hay una campaña política para gobernador que es sumamente intensa; es una gubernatura de dos años, en donde el candidato del PAN ha hecho acusaciones en contra del gobernador que son perfectamente solventables, y que varios ciudadanos han hecho denuncias penales por enriquecimiento inexplicable en contra de Miguel Ángel Yunes.

Se trata de una campaña política en donde la pasión los está llevando a tener una guerra --en ocasiones de lodo-- entre dos personajes. Pero nosotros fuimos a ver cómo se desarrollaba la campaña del candidato del PRI, Héctor Yunes, que no tiene ninguna acusación y que está limpio, y que está haciendo una campaña muy alegre.

P.- Sí, bueno, pero tampoco se puede... Yo entiendo que fuiste a apoyar al candidato, pero no te puedes distanciar de tu gobernador, que es priista. Por eso, mi pregunta es: ¿tú podrías asegurar que todo esto se debe, todas estas acusaciones, al proceso electoral, y que nada de esto es cierto?

R.- No, que la intensidad de las acusaciones se debe a que hay un proceso electoral intenso, que existen las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, como existen en muchos otros estados.

En Puebla, las observaciones que tiene la Auditoría Superior de la Federación, que señalan corrupción, son mayúsculas, con un gobernador que es del PAN.

De tal suerte que ahí también se tiene la exigencia de que presente claridad en las cuentas públicas. Todo esto está hecho a través de lo que fueron las observaciones que hizo la Auditoría Superior de la Federación.

P.- Oye ¿y qué pasa cuando la Auditoría hace esas observaciones?, ¿qué pasa después?, porque ¿qué, va a pasar el proceso electoral?, ¿y luego qué?

R.- No, todas continúan, porque si la Auditoría Superior de la Federación no ve solventadas las observaciones correctamente, pueden proceder en contra del funcionario que haya hecho mal uso de los recursos, y no específicamente aquí.

Esto es muy importante, porque hay quienes no conocen esta mecánica, y no precisamente contra el titular del Poder Ejecutivo.

Pueden haber hecho uso o desviado recursos --y desvío no quiere decir que se lo hayan robado, sino el desvío puede ser incluso que lo utilizaron en una partida diferente para la que fue autorizada--, y ahí existe una irregularidad que puede ser sancionable.

El secretario de Educación pudo haber hecho una irregularidad sancionable o el secretario de Agricultura, pero como es una campaña política o como es política, pues entonces dicen: todos dispárenle al mismo gobernador.

No quiero de ninguna manera entrar a un momento en el cual digan: tú lo exoneras o no. No, yo lo que hago es exigir a todos los gobernadores --no nada más a él-- sino a todos aquellos que han tenido observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, que las solventen.

Pero tu pregunta es muy pertinente: ¿qué pasa? Y yo digo: hay una campaña política, y una campaña política muy intensa, como la viven siempre los veracruzanos.

P.- Oye, pero ¿tú confías en Javier Duarte?

R.- Yo confío en que va a solventar las observaciones, porque confío también en que es un gobernador responsable.

P.- Ayer hablaba con el hermano de Andrés Manuel López Obrador, con Arturo López Obrador, que está apoyando justamente al candidato del PRI, a Héctor Yunes. ¿Cómo ves el apoyo?

R.- Fíjate qué interesante; te escuché ayer, porque iba a Veracruz.

P.- Tú, muy bien, Manlio.

R.- Pero te escuché e iba sorprendido; sorprendido, porque el hermano de él, Andrés López Obrador, el dueño del partido Morena, lo primero que hizo fue decir algo así como: también en mi familia hay traidores.

P.- Hasta en las familias hay traidores, sí.

R.- Qué cosa tan espantosa, ¿verdad?

Fíjate que dentro de mi familia discuto mucho con mis hermanos, cuando tenemos posiciones distintas, debatimos, lo hacemos acaloradamente, cada quien fija su posición, en ocasiones encontramos acuerdos, pero todos nos respetamos.

Porque a nosotros nos educaron dentro del seno de la tolerancia, que nos debemos todos a todos, y que podemos escucharnos todos en libertad.

Pero cuando llegas a la intolerancia que raya en un fascismo de decir: “el que no está de acuerdo conmigo es traidor, aunque sea mi hermano”, me resulta verdaderamente algo peligroso que no debe acontecer en este país.

También es de festejársele cuando va a Tamaulipas y dice que él va a exprimir todas las naranjas que hay en ese estado --me refiero a Andrés-- y que las va a mandar a Estados Unidos, aunque Trump sea el presidente, como si lo que quisieran en Tamaulipas es nada más exprimir naranjas y como si así se solucionasen los problemas.

No, pero es expresión de intolerancia hasta con su hermano, al que lo declara traidor, por no pensar igual que él o a lo mejor sí piensa, porque deben haber sido formados familiarmente en el mismo tronco, pero tiene otras preferencias de carácter político, pero eso no lo hace un hombre despreciable ni traidor.

Vamos, esos procesos de sanación a los que nos tiene acostumbrados Andrés López Obrador --en los que dice que el que está en otro lado, pero se pasa a mi lado, en ese momento ya es limpio y puro-- rayan un poco en la locura.

P.- Oye, pues lo dijo su propio hermano..

R.- Es locura.

P.- …que es un intolerante y que no puede ser que cualquier persona que piense distinto a él ya sea un traidor.

R.- Entonces eso hace que la gente no esté bien de la cabeza. Rápidamente te pones a pensar: qué peligroso.

P.- ¿Tienes confianza de ganar Veracruz, entonces?

R.- Yo estoy seguro que tenemos el mejor candidato, tenemos un partido bien estructurado, estamos haciendo bien las cosas y estamos mirando hacia futuro.

Los veracruzanos son alegres, muy alegres. Pero hay alguna dosis como de amargura, de rencor, de odio que se está distribuyendo entre los veracruzanos que, ellos me dicen, lo queremos rechazar.

Una señora ahí, de 45 años, llegó y me dijo: oiga, presidente del PRI, ya mandemos un discurso --aquí-- de esperanza; estamos cansados de que alguien nos quiera decir que la mejor forma de reaccionar es odiar.

El rencor no deja nada bueno, y nosotros tenemos que llevar un mensaje alegre a Veracruz. Estoy seguro que ahí Héctor Yunes, que está presentándose en la competencia interna, tiene altas preferencias dentro del PRI y el próximo 13 de marzo será electo como nuestro candidato a gobernador. Así es como yo vi las cosas.

Hoy voy a Durango, a Gómez Palacio, a un sepelio; se murió un viejo militante del PRI, Don Carlos Herrera. Recientemente lo vi en un acto del partido en Gómez Palacio, en la toma de protesta del candidato a gobernador. Y luego de ahí me voy a Sinaloa, a la toma de protesta de Quirino Ordaz, también como candidato del PRI, en donde también nos está yendo muy bien.

P.- Y en Oaxaca, a ver, todo este asunto en el PRD, Benjamín Robles, que se fue del PRD y ahora ya anunció que va con el Partido del Trabajo; el Partido del Trabajo se sale de la alianza PRD-PAN y ahora postula a Benjamín Robles. Pues eso ayuda al PRI y ayuda a Murat, ¿no?

R.-  No sé si nos ayude a nosotros, pero sí los perjudica a ellos, que parece lo mismo, pero no lo es. Yo lo que he visto es que nosotros, no obstante tener tan buena clase política, todos con méritos --eran más de diez compañeras y compañeros que querían ser candidatos-- y después de un proceso de unidad en la inclusión que llevamos a cabo, todos con gran bonhomía, pero al mismo tiempo madurez, coincidimos en que la postulación de Alejandro Murat nos traería mayor unidad y nos pondría en niveles de competencia.

A diferencia de lo que hizo esa alianza --que para mí es indeible-- entre el PRD y el PAN en ese lugar, como en otros lugares, y que hoy parece fracturarse con la salida de uno de sus mejores aspirantes.

P.- ¿Confías en ganar Oaxaca? Digo, ya sé que tú quieres ganar todas.
R.- Sí, nosotros traemos el mejor candidato. Alejandro es un joven político con experiencia suficiente y con una visión de lo que es su estado y lo que necesita su estado. Está siendo muy bien aceptado.
P.- Pero lo de Murat, ¿ayuda?
R.- Alejandro Murat se apellida también Hinojosa. Entonces, ahí tiene las ventajas de haber conseguido amistades y solidez del trabajo de su padre, como también la sensibilidad y el talento que estoy seguro que heredó de su madre.
Las dos cosas son una combinación diferente a lo que pudiera ser nada más la persona de su papá, porque yo no creo que sea justo que se le encajone simplemente por ser hijo de José Murat, de Pepe Murat --que tiene todo mi respeto Pepe-- pero cuyo momento fue otro.
Hoy Alejandro, un profesionista sumamente capacitado y con grandes resultados en los lugares en donde ha estado trabajando, el último de ellos en el Infonavit, donde hizo una exitosa presentación, está siendo muy bien recibido allá en Oaxaca.
P.- Bueno, tú hablas tan bonito, pero luego no quieres decir nada. A ver, Quintana Roo, adelántanos algo, Quintana Roo.
R.- Les adelanto que mañana tendremos ya una definición para estarla registrando el domingo, y que también irá sobre la ruta de la unidad en la inclusión. Las cosas van a salir bien, pero a su tiempo.
P.- Ustedes son bien disciplinados, pero a ver, Carlos Joaquín, del otro lado, es un competidor importante.
R.- Sí, cómo no, voy a decir por qué. Con respeto a la decisión que haya tomado Carlos Joaquín, que lamento mucho no haya sabido esperar los tiempos de su partido, en el que ha militado...
P.- Pues algo sabría, que no iba a ser él.
R.- Pues no sé si lo sabía, porque entonces tenía mucha mejor información que el presidente del PRI nacional, y yo no lo sabía. De tal suerte que seguíamos en el proceso de buscar la unidad entre ellos, porque eran bastantes. Y, por cierto, Carlos Joaquín no era el que se presentaba en las encuestas como el más competitivo en su momento.
P.- ¿Quién se presenta ahora como el más competitivo?
R.- Se presentan tres de ellos como muy buenos en la competencia electoral: se presenta José Luis Toledo como muy competitivo; se presenta Mauricio Góngora como muy competitivo también: se presenta también muy competitivo Paul Carrillo, el presidente municipal de Cancún.
P.- ¿Todavía?, o sea, a unas horas.
R.- Sí, en las encuestas está en un nivel de competencia muy apreciable; el mismo secretario de Gobierno, Mendicuti, y luego un poquito ahí, también haciendo su esfuerzo en las encuestas, el presidente del PRI en Quintana Roo.
Estamos ahora en el proceso de buscar una conversación entre todos ellos, para encontrar quién nos garantiza más unidad.
P.- O sea, ¿mañana se decide y todavía no han tenido esta conversación?
R.- No, la tendremos en el transcurso del día, todavía está trabajándose.
P.- Pero si hoy vas a estar por otros lados.
R.- El PRI no soy yo nada más; hay mucha gente trabajando alrededor de este proceso: los secretarios de Organización y de Elecciones.
Recuerda que mañana también tenemos nosotros el evento de la conmemoración del 87 aniversario del surgimiento del PRI, primero PNR, ahora PRI.
P.- La verdad no lo tenía presente...
R.- Y vamos a tener una ceremonia a las seis de la tarde en la cual recordaremos, en buena parte, cómo venimos de una revolución armada y cómo en estos tres años hemos hecho una revolución pacífica en materia de telecomunicaciones, competencia económica, energía, justicia y educación.
En verdad que estamos muy emocionados con esta posibilidad de poder festejar este aniversario. Pero también estaremos trabajando haciendo política y buscando el último de nuestros consensos que es en Quintana Roo.
P.- Es el último ¿no?
R.- Así es.
P.- Bueno, pues todo parece indicar entonces que será Góngora.
R.- Me quieres llevar a un nivel en el cual todavía la decisión no está tomada, pero he dicho que esos cuatro cuadros políticos...
P.- No, ya déjamelo en dos.
R.- No, es incluso por el enorme respeto que yo tengo por cada uno de ellos, que están dando lo mejor de sí mismos y que se presentan altamente competitivos, frente al candidato del PAN, creo que va con el PRD, pero que surgió del PRI.
¿Te has dado cuenta que más de siete candidatos que traen en las otras trincheras de partidos políticos son del PRI?
P.- Sí, claro.
R.- Yo no sé cómo entonces dicen que quieren sacar al PRI, con un priista. Es la gran incongruencia que a veces hay que analizar a fondo.
P.- Ya luego platicamos largo, como nos gusta, pero dime algo: la vez anterior que hablamos, decíamos que había 12 elecciones, tú calculabas que el PRI sacaría nueve de 12.
R.- Lo que estamos viendo es que tenemos nueve y no quisiéramos tener menos.
P.- Por eso, ¿pero apostarías a que tendrías más?
R.- Yo querría tener muchas más, pero hoy los niveles de competencia son muy altos en este país y las circunstancias también te llevan a que varíen esos niveles de competencia a tu favor o en contra. Por ello, tampoco puedo ser un Merlín que pueda sacar una conclusión mágica del futuro y con esto poderte dar una cifra.
P.- No, ¿pero con cuántos estarías satisfecho?
R.- Con nueve, así es la pluralidad.
P.- Y esos nueve, ¿si confías sacarlos?
R.- Creo que sí, estoy trabajando para ello, estamos sacando los mejores candidatos en competencia, estamos logrando procesos de unidad, a diferencia de otros partidos políticos que se dividen.
P.- No, si son bien disciplinados, ahí si trabajo fino.
R.- El asunto no es nada más de disciplina, sino de hacer política. Hacer política es hablar, hablar, hablar y seguir hablando; escuchando, escuchando y no cansarse de escuchar, y lograr los acuerdos necesarios en donde todos se vean incluidos, porque de lo contrario ponen a alguien para la toma de decisiones que descuadra por completo a los partidos políticos, porque no le saben explicar a los mismos militantes que en política se construyen opciones.
Cuando alguien deja de construir opciones, lo único que le quedan son las obsesiones. Y las obsesiones son el cáncer de los políticos.  Ve en el camino cómo te encuentras candidatos obsesionados, candidatos eternos.
P.- ¿Tú no tienes esas obsesiones?
R.- Yo no tengo obsesiones, yo siempre tengo una opción, porque eso es lo que me hace vivir en la política.
P.- Sale, Manlio, gracias.
R.- Gracias a ti Adela, buen día.
P.- Suerte, buen día. Manlio Fabio Beltrones, líder nacional del PRI.

visitas: 1505