DISCURSO

Palabras de Manlio Fabio Beltrones, en la Toma de Protesta del presidente y la secretaria general del CDE del PRI - Nuevo León, César Cavazos Caballero y María de Jesús Aguirre Maldonado, respectivamente, realizada en el centro internacional de negocios, en Monterrey, NL

Monterrey, Nuevo León. Sábado, 27 de febrero de 2016




Seleciona un color
Seleciona un color

Muy buenos días a todos, a todas ustedes.

Ruego unos minutos de atención.

Hoy venimos aquí, a Monterrey, a Nuevo León, a saludar a las amigas y a los amigos que han hecho de éste un partido sólido, fuerte y leal, y que hoy inicia una etapa más de su vida en un proceso en el cual se ha electo una nueva dirigencia del partido, que habrá de dirigir los esfuerzos del PRI hacia un futuro todavía mejor.

Y esa es la razón por la cual hoy la Comisión de Procesos Internos les ha entregado a ustedes esa constancia de haber sido electos. Y para su funcionamiento cabal, legal y legítimo, es que es esta toma de protesta.

Por lo cual yo pregunto, tanto a César Cavazos Caballero, como a María de Jesús Aguirre Maldonado:

¿Protestan ustedes cumplir y hacer cumplir la declaración de principios, los Estatutos y el Programa de Acción que rigen al Partido Revolucionario Institucional, su plataforma electoral y en caso de que todo lo que han hoy vivido para ser electos como presidente y secretaria general del Comité Directivo Estatal del PRI en Nuevo León, surta efectos, desempeñar esos cargos con lealtad, con patriotismo, con honradez, con eficacia y eficiencia, siempre apegados a los principios de la Revolución, y sujetos a que el partido se los reconozca o se los demande?

César Cavazos Caballero y María de Jesús Aguirre Maldonado: Sí, protesto.

Enhorabuena, presidente y secretaria general del Comité Directivo Estatal del PRI.

Enhorabuena para el priismo.

 

---000---

 

Muy buenos días a todos, a todas ustedes, que nos hacen el honor de  estar en esta ceremonia.

Denme oportunidad de platicar un poquito. 

Los saludo con el respeto de siempre, porque venir aquí a Nuevo León, significa venir a una tierra de orgullo, de trabajo, de creatividad y de grandeza. Nada le hace mejor a un mexicano que venir abrevar aquí lo que es la fuerza y, sobre todo, el poder de transformación que ustedes han mostrado a México, y por eso nos preocupa también que Nuevo León tenga un partido fuerte, que pueda construir en el futuro gobierno muy fuertes, y que no deje a Nuevo León que caiga en una etapa de mediocridad con gobierno mediocres.

Saludo y con mucho gusto a quienes hacen posible que nosotros como partido político estemos viviendo y construyendo una nueva etapa, esta etapa en cual tanto César como María de Jesús, habrán de darle al PRI, orden, idea y futuro.

Porque es importante mencionarlo, el PRI tiene camino porque cuenta con ideas y, sobre todo, con la seguridad de que sabe lo que tiene qué hacer cuando viene y cuando llega al gobierno.

Y lo sabe hacer, como a nivel nacional se está demostrando; a nivel nacional el PRI, en su nueva oportunidad de gobierno con el presidente Enrique Peña, ha llevado a cabo las transformaciones más importantes que tiene México en el Siglo XXI, y hacía mucho que no se veían.

Transformaciones que ustedes ya conocen. No era sencillo hacer una nueva legislación laboral, hacer una legislación en materia de reforma educativa, de competencia, de telecomunicaciones, energética, en justicia.

Para llevarlas a cabo se necesitaba audacia, pero también ideas, esas ideas que nosotros queremos repetir en toda la República, y por eso estamos compitiendo este año en 12 entidades que renuevan su gubernatura, y no lo hacemos con el interés solamente de ganar las elecciones, sino buscamos ganar las elecciones y gobernar mejor, porque ese es el punto.

La competencia no nos hace simplemente ir a unos comicios con ganas de triunfar, aunque no sepamos a dónde ir. Ese es el problema. Fue así que muchos de ustedes y nosotros acompañamos en los primeros tres años en el Poder Legislativo al presidente Enrique Peña Nieto, haciendo posible que las cosas buenas sucedieran.

Por ello quiero saludar a Ivonne Álvarez, a Marcela Guerra, a Cristina Díaz, quienes en el Senado hicieron posible las reformas que hoy está viviendo el país.

Lo hago también con enorme cariño a quien no se olvida de sus bases y aquí lo tenemos presente, a Jorge Mendoza, que como diputado federal, al igual que Héctor Gutiérrez, que Héctor, nuestros Héctores, pudieron hacer posible que sucedieran las reformas.

Lo hago saludando con enorme respeto y a través del presidente municipal de Monterrey, a todas nuestras amigas y nuestros amigos presidentes municipales, como también saludo a nuestras amigas y amigos, diputados locales, a través de nuestro coordinador, Marco González.

Hago también lo propio con nuestros amigos y amigas diputadas y diputados federales, quienes tienen como coordinador a Álvaro Ibarra. Lo hago con respeto con todos ustedes.

Con Ismael, nuestro dirigente de la CTM en el estado, con Héctor García, nuestro dirigente de la CNOP, también lo hago con Esaú González, de la CNC, y no podía dejar de mencionar a Patricia Aguirre y también a Tomas Montoya, de las mujeres y los jóvenes.

Lo hago con Rubén Zarazúa, de la Unidad Revolucionaria, con todas y cado uno de ustedes.

Especialmente saludo con mucho afecto al ex gobernador del estado, Benjamín Clariond, a mi amigo El Benjas.

Les menciono nada más a quienes de una u otra forma le han dado cuerpo y contexto a un Nuevo León que sabe mirar hacia el futuro, y sabemos hacerlo –insisto-- porque sabemos a dónde vamos, porque sabemos qué queremos.

No hay nada más malo en la vida y en la política que la incertidumbre de no saber qué hacer y por eso nos preocupa, y nos preocupa mucho Nuevo León.

Nosotros, cuando ganamos y cuando no, sabemos qué hacer, porque pensamos en un país, en un país que merece un mejor futuro, porque pensamos en nuestras familias, en nuestros hijos, pensamos en la grandeza de México.

Hoy, con preocupación --y lo hemos dicho y lo sostenemos-- vemos un Nuevo León con un gobierno distraído, sin idea ni rumbo y eso no lo merece Nuevo León, por eso en el PRI nos organizamos para en el futuro volver a ganar las elecciones y darle mejor futuro a Nuevo León.

No es la primera vez en la que nosotros, respetando lo que es la voluntad popular, construimos nuestras opciones, y son las opciones de un buen gobierno. Un gobierno que debe caminar siempre convencido de lo que está haciendo, así lo hacemos a nivel nacional, así queremos seguirlo haciendo en muchos de los estados en donde hoy gobernamos y en aquellos que queremos gobernar a futuro.

Pero pensando --insisto-- no nada más en que un partido político surgió únicamente para ganar elecciones; lo hizo para poder gobernar en beneficio de los más y esos son todos ustedes, ustedes que confían en un PRI que sabe sacar fuerza de cualquier situación en la que ha vivido.

Hoy, aquí en Nuevo León, venimos a poner nuevamente en esta dirigencia nuestra esperanza de construir un futuro con participación, y desde aquí el PRI le dice a este gobierno de apenas cinco meses que podemos y estamos en condiciones de ayudar a que tenga mejor gobernabilidad.

Queremos apoyar todo lo que le sirva a Nuevo León y vamos a denunciar, con voz muy firme, todo lo que pensamos que le puede hacer daño, aquello que lo traiga extraviado como gobierno, porque para eso sirven también los partidos y sus representaciones.

En la Cámara de Diputados, en el Congreso local, en el Congreso Federal, como partidos políticos, somos, hemos sido y seremos leales en el gobierno, leales en la oposición.

Con firmeza --insisto-- apoyamos lo que le conviene a Nuevo León y denunciaremos, y nos opondremos a todo lo que le haga daño, y le siga haciendo perder el rumbo. Para eso nos encontramos hoy organizados, por ello venimos hoy aquí.

Quiero solamente terminar esta intervención y decirles, en recuerdo de alguien que se sentía muy de Nuevo León, muy regiomontano, Luis Donaldo Colosio, quien aquí se educó y creció, de donde abrevo con los mejores y con las mejores para poner su capacidad y su talento al servicio de México, y viendo hoy lo que son  estos cinco meses de un gobierno en Nuevo León a la deriva, lo recuerdo cuando él, con gran firmeza y visión, mencionaba que sí es cierto: el poder desgasta a los gobernantes, pero más los desgasta el no poder, y aquí, en Nuevo León, no están pudiendo gobernarlo. Esa es la verdad.

Vamos a darle fuerza a Nuevo León.

Con este espíritu, con este entusiasmo, ponerlo todo al servicio de los habitantes de Nuevo León.

Vamos a darle fortaleza a lo que le conviene a Nuevo León.

Este es un PRI que va a construir, es un PRI positivo, es un PRI leal, es un PRI que sirve a la gente, es un PRI que se debe a ustedes. Ustedes son el PRI que va a construir un mejor futuro en Nuevo León.

Por eso, hoy vamos con el PRI y vamos con esta nueva dirigencia del PRI a darle más fortaleza a Nuevo León.

¡Que viva Nuevo León! ¡Que viva el PRI!

Felicidades.

visitas: 2464


Manlio Fabio Beltrones, en la Toma de Protesta del presidente y la secretaria general del CDE del PRI - N.L.


Links Externos