BLOG

EL PARTIDO QUE MÉXICO NECESITA

CEN DEL PRI Jueves, 14 de noviembre de 2019



Seleciona un color
Seleciona un color

Jorge Tejero Zapata

Es ya en estos tiempos, una escena cotidiana: se anuncia en la prensa y redes sociales un recorte presupuestal a un programa o estrategia que atiende a un demográfico específico de la sociedad; el presidente de México y su gabinete guardan silencio; los legisladores de su partido hacen todo un circo romano en sus cámaras; y al darse cuenta del descontento social, anuncian que no sucederá.

Y es que, ante este escenario dantesco, que bien se podría titular “la política en los tiempos de cólera”, donde se pisotean derechos, libertades, instituciones e independencias administrativas, el PRI se encuentra en un dilema: ser oposición beligerante, o fungir como factor de resonancia ante el clamor popular que exige que los derechos sean respetados, y las demandas sean escuchadas.

No debemos olvidar que el PRI, es quien ha sentado las bases del sistema político y de gobierno, que ha creado todas las instituciones que dan presencia a los ciudadanos, y que ha elaborado un marco de leyes que velan por las necesidades de los grupos más vulnerables, que incluye a las minorías.

El país necesita un PRI, que funja como vínculo entre la sociedad y el gobierno inexperto, para que pueda entender que no se puede borrar de un plumazo o con un decreto, el derecho al bienestar de los ciudadanos. Que no son solo cifras y números, y que detrás de esas acciones, la calidad de vida corre peligro.

Lo ha señalado el Presidente Nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas: “La realidad política de nuestro país es clara: el que grita más, el que hace más ruido, no es el que más convence al electorado. En el PRI tenemos que ir con propuestas y con claridad para ganarnos la confianza de los ciudadanos”.

La ciudadanía, necesita un PRI que como oposición sea congruente. Que ayude a construir en beneficio de todas y todos los mexicanos. Que señale y defienda derechos, ante las malas decisiones que son implementadas desde el ejecutivo, para evitar el atropello constante a los grupos minoritarios por parte de la coalición partidista que llevó al presidente al poder.

Y es que, ante este escenario adverso, el único que ha fungido como una opción congruente ante las decisiones tomadas por parte de quienes hoy gobiernan, ha sido el PRI.

Es fácil darse cuenta, cuando se tuvieron que construir consensos para tener marcos normativos que no vulneren los derechos de los ciudadanos (revocación de mandato, guardia nacional); el PRI salió a señalar lo que había que corregir. Cuando se ha pretendido coartar los derechos y libertades de estratos específicos de la sociedad (IVA en ventas por catálogo); el PRI obligó al partido en el gobierno a dar marcha atrás. Cuando se ha querido menguar la productividad del campo para “ahorrar dinero” (cobro de agua para uso agrícola, Programa de Concurrencia con Entidades Federativas); el Revolucionario Institucional ha sido el único que ha alzado la voz, y movilizando activamente para evitar estos atropellos.

En resumidas cuentas lo que nuestro país necesita es un partido como el PRI, que transite en lo necesario y se oponga a las ocurrencias.

El PRI: La oposición responsable de México.

visitas: 2119