BLOG

Más mujeres que nunca y más jóvenes que nadie

CEN del PRI Martes, 13 de enero de 2015



Seleciona un color
Seleciona un color

Por César Camacho*

Para Cristopher James Barousse

Muchas son las razones por las que el PRI va a ganar en la jornada electoral del 7 de junio próximo, en la que estarán en disputa 2,179 cargos de elección popular, sobre los que podrán decidir 82 millones de electores pero, por ahora, vale la pena detenerse a reflexionar acerca de dos de ellas. El revolucionario institucional no sólo cumplirá la obligación constitucional de presentar a la mitad de sus candidatos de sexo femenino –cosa que seguramente también harán los otros partidos políticos- sino que, prácticamente, tres de cada diez de sus candidatos, serán menores de 35 años de edad.

Así las cosas, el PRI no sólo postulará a más candidatas mujeres que nunca, sino a más jóvenes que nadie. Con ellos habremos de provocar un vuelco generacional de la política mexicana.

Según el “Informe Parlamentario Mundial” de la Organización de las Naciones Unidas, el promedio de edad en los parlamentos de las democracias occidentales es de 59 años y, si bien en nuestro país la actual legislatura federal promedia los 50, merced al esfuerzo del PRI y la voluntad mayoritaria de los electores, muy pronto esa media de edad se reducirá considerablemente.

Mucho más que cuantitativa, cualitativamente hablando, esa medida que el priismo adoptó en el proceso de transformación de la XXI Asamblea, resulta acertada y de la mayor importancia para todos, pues funcionará como un acelerador en la evolución de la política.

Que una nueva generación de políticos del PRI acceda a cargos de elección popular acarreará, además de los beneficios que toda renovación implica, las ventajas de la nueva generación de mexicanos mejor preparados, no sólo con mayor nivel educativo orientado a la eficiencia y a la productividad, sino formados en una nueva cultura de la legalidad y la política, más respetuosos de los derechos de todos, y proclives a la tolerancia, a la colaboración y al trabajo colectivo. Una generación globalizada, habituada al uso cotidiano de las tecnologías –no sólo las de la información y la comunicación-, más conocedora de otras culturas y lenguas y, por tanto, de la dimensión global de los acontecimientos y, en esa medida, con una renovada conciencia de su responsabilidad personal en sus propias comunidades, y con una visión de futuro diferente para ellas. Una generación más comprometida con la ética y con la sustentabilidad del ambiente, el cuidado de los recursos que son de todos, y un consumo más sensato dado que conoce su huella de carbono. Políticos mexicanos con un nacionalismo renovado, fundado en nuestras profundas y sólidas raíces, pero impulsados por una vocación de competitividad y con un respetable y fuerte apetito de éxito.

Así las cosas, nuevos políticos con mayor nivel educativo, globalizados, de comportamiento más ético y nacionalista serán los candidatos del PRI. Los electores habrán de conocerlos y valorarlos, evaluarlos y ponerlos a prueba al fragor de la competencia electoral. Serán ellos bandera y abanderados del proceso; causa y consecuencia del triunfo electoral. El nuestro seguirá siendo el partido de los jóvenes, pues el mayor número de diputados y diputadas jóvenes, será el del PRI.

*Presidente del PRI.

@CCQ_PRI

visitas: 15847